La vida sin condenas previas

Las palabras se atropellan entre el teclado y mis dedos. Desde hace unos días no puedo llegar a publicar un solo post por que todo lo que va saliendo podría meterme en líos con unos y con otros. Y ya he tenido bastantes conflictos como para abundar en el error. Algunos estaréis esperando a que cuente todos los detalles del episodio que dio con mis huesos en un calabozo. Las razones de porque hice lo que hice, los antecedentes y las consecuencias. Pues no puedo decir absolutamente nada porque el asunto todavía está pendiente de juicio y sentencia. Así que, boca cerrada.

Pero al hilo de esto y tras la salida ayer de prisión de Granados, hay algunas reflexiones que quiero compartir. Son dos: la presunción de inocencia y el tratamiento público de hechos con relevancia penal y el uso de las medidas restrictivas de libertad. Vaya por delante que el señor Granados nunca ha sido santo de mi devoción y vaya también por delante que he coincidido con él en numerosas ocasiones en televisión. Y vaya también por delante que a mi me mintió públicamente en una tele cuando le pregunté por su dinero en Suiza antes de que estallara el caso posterior que le llevó a la prisión preventiva exagerada. Con el antecedente de su mentira ante las cámaras en respuesta a una pregunta sobre si era verdad que tuvo cuentas en Suiza y por que razón las tuvo, Granados lo negó todo. Mintió entonces y es muy probable que lo esté haciendo ahora. Pero eso no le hace culpable judicialmente hasta que no se celebre un juicio y sea o no condenado.

Granados ha sido condenado ya por los medios de comunicación y por una buena parte de la opinión pública. Y eso ya no tiene vuelta atrás. La opinión pública es muy libre de sacar sus conclusiones aunque siempre deberíamos tener en cuenta que lo que a veces aparentan hechos presentados como incontestables posteriormente quedan acreditados de manera sustancialmente diferente. Lo de los medios de comunicación es más grave porque en aras del espectáculo, vale casi todo. Si alguno de ustedes es capaz de nombrar a un solo medio que no haya lapidado a Granados, le agradeceré mucho que me lo haga saber. Conmigo pasó lo mismo y aun no se ha celebrado el juicio.

El otro aspecto del que me interesa decir algo es el del uso de las penas privativas de libertad antes de la celebración de un juicio. Y para ello me apoyo literalmente, por que lo comparto desde la primera palabra hasta la última, en la entrada que ha escrito hace unas horas en Facebook, María Jamardo, que escribe en Ok Diario y habla en esRadio. Todo lo que va a continuación es de su cosecha.

 

Comparte este articulo...Share on FacebookTweet about this on Twitter

3 comentarios sobre “La vida sin condenas previas

  1. Hi La vida sin,

    I saw you tweeting about TweetedKeyword and I thought you might be interested in my new plugin WP Social Traffic PRO.

    You can get 100% FREE Fully AUTOMATED traffic from Facebook to any webite you want!
    Trust me! 100% REAL Visitors on AUTOPILOT…

    See how it works https://goo.gl/UdN3zt

    Keep making great stuff!

  2. Hi La vida sin,

    I saw you tweeting about wordpress and thought you might be interested in my new plugin WP Tag Machine and just for $2.

    With WP Tag Machine you can 100s of Top Google Rankings Without Building Any Backlinks…

    See how it works: https://goo.gl/ZjvrTN

    Keep making great stuff!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *