Razones para “La vida sin”

La primera de ellas es la necesidad de contar con un medio de expresión y comunicación propio. Un periodista lo necesita y yo comencé a salir del circuito en este año y el estallido que me hizo acabar del todo acaeció el 10 de marzo. He permanecido en silencio desde entonces y ya es hora de volver a hablar.

La segunda razón para poner en marcha este sitio es que quiero compartir contigo opiniones ya del todo libres sobre política. Digo opiniones del todo libres porque cualquiera que conozca los medios de comunicación tradicionales sabe que muy pocos periodistas informan y opinan con total libertad.  Yo a veces lo he podido hacer. Otras no porque me jugaba poder continuar ganándome la vida con el periodismo. ¿He mentido? no. ¿He callado? si, más veces de las que me hubiera gustado. A veces la libertad de expresión en los medios la recortan “los poderosos”. Otras veces lo hacen tristes personajillos que pululan con mando o con “influencia” por los despachos. Y a veces es incluso más miserable. Personas que se consideran a si mismas “abejas reinas” de la profesión y que no alcanzan la categoría de vulgar bicho. De todo hay.

Y la tercera razón que me ha llevado a crear este espacio es que quiero hablar también de otras cosas de la vida, de mis luchas, quizás de las tuyas, de mis nuevas ocupaciones. Del universo digital y de los retos de la mediación extrajudicial profesional. De terapias alternativas y de calidad de vida. Del deporte como medio de superación de adicciones a sustancias y a personas tóxicas.  De como reiniciar una vida viviendo el presente con intensidad y sentido del humor. De como reinventarte profesionalmente y tirar tu apreciada agenda por el sumidero de la indiferencia. Y voy a hablar de todo ello con sinceridad. No me voy a quedar nada dentro aunque a alguien le pueda sorprender, disgustar o incomodar. Merecen toda mi atención e interés aquellos que aprecien la claridad, mi verdad, la sencillez y la limpieza.

Espero que me sigas acompañando. Veremos.

 

Comparte este articulo...Share on FacebookTweet about this on Twitter

3 comentarios sobre “Razones para “La vida sin”

  1. Pienso seguirte. Cuenta conmigo.
    Por cierto creo que es mejor el amor al deporte como medio de superación de adicciones a sustancias y personas tóxicas. No has encontrado aún tu verdadero tesoro y el camino que seguiste en su busca el 10 de marzo era el equivocado. Gira 180 grados, sigue en línea recta, ponte a andar y seguro que lo acabas encontrando.

  2. Es estupendo lo que te propones. Aunque ser libre y honesto con uno mismo es extremadamente difícil en ese mundo en el que te mueves.
    Seguro que tu blog te permitirá derrochar sin cortapisas todo lo bueno que llevas dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *